martes, 14 de marzo de 2017

Salud Digital y la piedra filosofal

[Para leer este mismo post en Inglés aquí]


Últimamente le estoy dando muchas vueltas sobre la lenta evolución de la salud digital hoy en día y a propósito de ello he conectado diversos eventos, conversaciones y lecturas que detallo a continuación.

En todos los sectores estamos asistiendo a un espectáculo de cómo las nuevas tecnologías modifican industrias, mercados que emergentes y hasta modelos de negocio totalmente disruptivos, sólo hay que darse una vuelta por el MWC, (este año con unos números espectaculares), uno de los espectáculos de tecnología más grande del mundo  junto al IFA de Berlín, el Consumer Electronics Show de Las Vegas y el Computex de Taipei.


"El futuro de la salud surgirá del trabajo conjunto de pacientes y profesionales de la salud 
que utilizan tecnologías digitales y aprovechan grandes grupos de datos"


En el sector salud es uno de los sectores donde cuesta más la introducción de las TIC, sea por ser uno de más complejos que hay, sea por la gran cantidad de agentes implicados o también por la magnitud de cambio de un sector atomizado.

Hasta en el MWC de este año había menor presencia de novedades en salud (aunque tuvo presencia), parece como si “el enfoque fuera alejarse de la salud digital…” y a raíz de esto se produjo un pequeño debate en el grupo de whatsapp Health20BCN.

Miguel Angel Tovar (Healthcare Journalist y Angel Investor in Barcelona) nos dirigió a la 'Gartner Hype Curve' y asintió que era muy posible que nos encontráramos en el “momento de la desilusión” (“trough of disillusionment"). Fase donde el interés disminuye a medida que los experimentos y las implementaciones fallan. Momento en el que los productores de la tecnología despegan o fracasan. Las inversiones continúan sólo si los proveedores sobrevivientes mejoran sus productos a satisfacción de los primeros usuarios.

Después de esta fase, parece que las expectativas mejoran con el “slope of enlightenment”, fase donde más ejemplos de cómo la tecnología puede beneficiar a la empresa empiezan a cristalizarse y a entenderse. Los productos de segunda y tercera generación aparecen de los proveedores de tecnología. Más empresas financian pilotos, aunque las empresas conservadoras siguen siendo cautelosas.







La conversación continuó con Ruthy Acosta (médica, dinamizadora de eHealth y gamificación en salud en Growth in Health Research), que comentó que “si, es cierto. Cuánto tardan usualmente las innovaciones en ser adaptadas por el mercado?...  años! y si hablamos de salud, se necesita más rigurosidad científica que implica también más dinero y tiempo”. Y Jaume Ruiz (Innovation & Tech Transfer @VHIR), apuntó que hacía falta recordar que estábamos en plena burbuja de Startups y spin off en salud.

Es cierto que para lograr un sistema sostenible en un contexto sociosanitario cambiante, no sólo es necesario una mayor aplicación de las TIC (con probada eficacia) sino que también se necesita una toma de decisiones correctas para avanzar en el cambio del sistema de salud y repercuta en una mayor eficiencia y calidad de los servicios a los pacientes.

Además, hay dos factores clave que se suman al futuro de del sector salud y son: toda implementación de la herramienta tecnológica tiene que estar respaldada por investigación (la medicina-tecnológica basada en la evidencia) además de crear nodos eficaces y eficientes entre todos los agentes del sistema: servicios público y privado de salud, proveedores de salud, empresas tecnológicas, startups, industria farmacéuticas, asociaciones de pacientes, …

Ayer leía en el blog del AQuAScat, un artículo de Toni Dedeu, Director Agency for Healthcare Quality and Evaluation of Catalonia, “El principal reto de la mHealth esentendernos” donde dice muy claramente 

Hay una realidad ineludible. Cualquier intervención en salud debe estar basada en la evidencia, en el conocimiento de la mejor calidad disponible, y debe poder ser evaluada” 
y
ahora más que nunca es el momento de ser flexibles y de trabajar desde la multidisciplinariedad. Estamos hablando ya de cocreación y de diseño; claramente, de iniciativas mHealth coproducidas a partir del carácter experto de múltiples agentes incluyendo, por supuesto, a la ciudadanía”.


¿Somos lo suficiente flexibles para trabajar multidisciplinariamente?
¿estamos generando la necesaria evidencia científica en salud para avanzar?
¿aportamos conocimiento de calidad en nuestro campo?
¿podemos evaluar metodológicamente los avances?
 ...

Aún nos queda mucho trabajo por hacer en el campo de la salud para implementar la tecnología en salud de forma masiva y 
"La emoción nos mostrará:
dónde enfocarnos
dónde lo estamos haciendo bien
Y dónde debemos mejorar"


Amy Cueva en el Digital Health & Wellness Summit en #MWC17



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Y tu ¿qué piensas?

Print Pdf

Quizás también te interese